Wall Street consolida sus avances a medida que avanza la sesión. La confianza regresa al parqué de la mano de los datos macroeconómicos -el ISM se situó en los 42,8 puntos- y con General Motors como principal protagonista. El gigante de Detroit se ha declarado oficalmente en quiebra y tras dejarse un 30% en la apertura, ahora cotizan con ganancias de más del 18%. Por cierto que es su último día de cotización puesto que están suspendidos desde mañana mismo. Tres horas después de la apertura del mercado, el Dow Jones suma un 2,60% a 8.721 puntos, el Nasdaq repunta un 3,11% a 1.829 puntos y el S&P 500 gana un 2,80% a 944 puntos.