El índice ampliado Standard and Poor's 500 bajó 2,91% (-39,94 puntos) a 1.333,26.Tranquilizada inicialmente por una caída de las solicitudes semanales de seguro contra el desempleo, Wall Street intentó ignorar las fuertes pérdidas anuales de Merrill Lynch (-10,24%), una de las principales víctimas de la crisis de las hipotecas subprime, y de la reducción del número de nuevas obras de construcción en diciembre, una nueva expresión del marasmo inmobiliario.No obstante, 'cifras desfavorables en los sectores inmobiliario e industrial aumentaron el recelo sobre la economía, aun cuando el mercado de trabajo seguía resistiendo', explica Drew Matus, de Lehman Brothers.El
índice de actividad industrial en Filadelfia cayó a -20,9 puntos en enero, lo que constituye 'un desastre', según Peter Cardillo, de Avalon Partners.
Discurso de BernankeEl presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, abogó ante la Cámara de Representantes por la adopción de un plan de estímulo a la economía estadounidense, para enfrentar el peligro de recesión.Esta postura de Bernanke parece fortalecer aun más la posibilidad de una baja de las tasas de interés estadounidenses, esperada por los mercados, pero 'uno tiene la impresión de que los inversionistas esperan que Bernanke saque su sombrero un remedio mágico', ironizó Mace Blicksilver, de Marblehead Asset Management.La Casa Blanca hizo saber que propondrá el viernes una serie de medidas económicas.El mercado de títulos
, considerado menos arriesgado, aprovechó los temores de los inversionistas. El rendimiento de los bonos del Tesoro a diez años cayó a 3,640%, contra 3,712% el miércoles, y el de los de 30 años de plazo, a 4,253%, contra 4,320%.