Los futuros de la Bolsa neoyorquina ceden dramáticamente en la preapertura arrastrados por Europa. Es la vuelta a la normalidad tras varias jornadas consecutivas de ganancias motivadas por decisiones políticas. Ahora toca caer al compás del miedo instalado, de nuevo, sobre los inversores y los rumores de que mañana mismo Grecia podría quebrar. Con el mercado europeo cediendo más de un 2%, el S&P 500 va camino de perder el buen dato de la semana pasada cuando firmó la mejor racha desde el mes de julio.

Vuelta al oro de los inversores que funciona a la inversa de Wall Street y recupera el terreno perdido la semana pasada. Además, la prensa estadounidense refleja hoy la falta de acuerdo en la reunión del Ecofin celebrada durante el fin de semana en Polonia para aumentar, entre otras, el fondo de rescate de la UE cifrado en 440.000 millones de euros.

A pesar de que el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, cancelara la visita que tenía prevista a Estados Unidos la semana pasada, Wall Street no ha conseguido librarse de la sombra helena. Sus tres índices principales ceden en la preapertura, especialmente perjudicado el Nasdaq 100 que se deja un 1,4%. El Dow Jones de industriales cae un moderado 0,32%, mientras que el S&P 500, el más fuerte entre ellos tras la buena semana que cerró el viernes, cae un 0,18% antes de que Nueva York abra sus puertas.

Mientras tanto, el oro vuelve a repuntar aunque aún sigue instalado en los 1.820 dólares. Todavía queda, por tanto, para volver a su máximo histórico marcado el pasado 6 de septiembre en los 1.920 dólares.

Hoy la cita indiscutible de los inversores americanos será a última hora de la tarde cuando el presidente Obama dé a conocer los datos sobre el plan de reducción del déficit público durante una reunión ante el Comité Federal de Mercado de la FED. Complicada sigue siendo, sin embargo, su aprobación teniendo a toda la cúpula republicana en contra dentro del Congreso estadounidense.

Se hará público asimismo el sentimiento de los constructores de casas, que tradicionalmente siempre repunta en el mes de septiembre. Será tan sólo una hora más tarde de que abra el mercado y la previsión de los analistas consultados por Reuters es que se mantenga estable en 15 puntos.