Vueling ha registrado un beneficio neto de 1,35 millones de euros durante el tercer trimestre del año, lo que supone un descenso del 73% respecto a los 5,02 millones de euros obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior. La cifra de negocio entre julio y septiembre mejoró hasta los 118,4 millones de euros, un 49% más que los 79,4 millones de euros del mismo periodo de 2006, gracias al coeficiente de ocupación de sus aviones, que alcanzó un 84,5%.
La aerolínea de bajo coste ha obtenido un beneficio neto de 1,35 millones de euros frente a los 5,02 millones del año anterior, según el comunicado remitido a la CNMV. Según Vueling, Este descenso es debido, según Vueling a "la entrada en funcionamiento, y a su falta de maduración del negocio, de las 16 nuevas rutas -54 actuales frente a 38 del mismo periodo el año anterior-, y a la fuerte presión competitiva de competidores tradicionales y sus filiales". Las ventas superan los 118,4 millones de euros, un 49 por ciento más que en el mismo período del año anterior. Según el comunicado de la compañía, ha logrado una ocupación récord del 84,4 por ciento, 5,4 puntos por encima del obtenido en el mismo trimestre del 2006, que se situó en el 79 por ciento. El número de pasajeros transportados en el tercer trimestre ha superado los 2,1 millones, lo que supone un aumento del 83 por ciento con respecto al mismo período del pasado año (1,1 millones más). Los costes unitarios, sin incluir combustible, se han reducido un 14 por ciento respecto al mismo trimestre del 2006, hasta un nivel de 3,69 céntimos de euro.