Las familias que mantienen el control del fabricante alemán de automóviles Porsche --Piech y Porsche-- están cerca de alcanzar un acuerdo por el que Volkswagen absorbería el "negocio sano" de la firma con sede en Stuttgart, según informaron hoy fuentes cercanas a la operación.
De cerrarse este acuerdo, el consorcio con sede en Wolfsburg se haría con una participación levemente inferior al 50% en Porsche, mientras que el holding Porsche SE se mantendría bajo el control de las familias Porsche y Piech.
Asimismo, el plan que están barajando para el futuro de Porsche también contemplaría la posibilidad de que Qatar se hiciera con un 20% de las acciones que mantiene la firma de vehículos deportivos en el grupo Volkswagen