Los expertos de HSBC declaran que "las grandes beneficiadas de la decisión de Alemania serán las energías renovables, duplicándose la capacidad antes de 2020, así como las empresas que buscan una mayor eficiencia energética".

Para cubrir el agujero dejado por la energía renovable Alemania tendrá que aumentar las instalaciones de energía eólica hasta 50GW (+22GW) y las de energía solar hasta 45GW (+28GW).

Entre los valores preferidos para aprovechar esta situación HSBC seleccionan "en energía renovable Vestas y Wacker Chemie, y en eficiencia energética Siemens y Schneider Electic".

Además, destacan que "Vestas (Overweight, Precio Objetivo DKK270) Se trata del segundo jugador en Alemania, con gran exposición al mercado de energía eólica offshore".