Las ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos cayeron inesperadamente en diciembre, a medida que las gélidas temperaturas y el alto desempleo enfriaban aún más las esperanzas de una recuperación en sector inmobiliario. Las ventas de viviendas unifamiliares descendieron en diciembre un 7,6%, frente al mes anterior, a una tasa anual ajustada por factores estacionales de 342.000, informó el miércoles el Departamento de Comercio. Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires esperaban, en promedio, un incremento de 2,8% a una tasa anual de 365.000 para diciembre.