El secretario de Estado de Economía, David Vegara, señaló hoy que "es posible" que aún no se haya visto "todo el repunte" que la inflación española puede tener en lo que queda del año afectada por el "efecto base" del precio del petróleo. En su intervención en un desayuno organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Vegara recordó que el Indice de Precios de Consumo tiene que empezar a notar a partir de septiembre dicho efecto, que provoca el hecho de que el precio del crudo registró una importante bajada un año antes -de los 78 a los 55 dólares, aproximadamente-, que mantuvo hasta final de año.
Este impacto, digo Vegara, tiene para España un "efecto añadido", que es el mayor peso de la energía en la cesta de la compra y una estructura de impuestos distinta a la de muchos países de la UE, que hacen que "las variaciones se trasladen más al alza o más a la baja dependiendo de la evolución del precio del crudo". En cualquier caso, recordó que el impacto del petróleo sobre la tasa de inflación "no es un elemento que se circunscriba a la economía española". La inflación española, que se situó en el 2,2% en agosto, se elevó hasta septiembre al 2,7%, según el indicador adelantado del Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA). Además, Vegara, afirmó hoy que el crecimiento de la economía española en el tercer trimestre estará cerca del 4%, en línea con el aumento registrado el trimestre anterior, y añadió que es "bien posible" que los tipos de interés "hayan tocado máximos", por lo que, "no cabría esperar más subidas". Por ello, aseguró que la economía española está afrontando con una "gran solidez" y un importante dinamismo económico el último episodio de "volatilidad" en los mercados financieros, como así lo indican, añadió, el esfuerzo inversor de las empresas, el aumento de la capitalización de la Bolsa, la creación de empleo o unas cuentas públicas "muy saneadas", que dan confianza y generan márgenes para afrontar el futuro. Además, aseguró que la exposición directa de la economía española al subprime es "prácticamente nula", por lo que reiteró la confianza que mantiene el Gobierno en seguir manteniendo tasas de crecimiento económico aceptables. Así, destacó que el PIB crecerá un 3,3% en 2008, con una "recomposición" del crecimiento, una importante creación de empleo y una contribución menos negativa del sector exterior, aunque admitió que se producirá una "suave desaceleración" del crecimiento económico, que podría suponer un crecimiento por debajo del 3% a finales del próximo año, tal y como ya adelantó la pasada semana el vicepresidente económico.