El consorcio automovilístico General Motors ha recibido muestras de interés de diferentes fabricantes de vehículos para hacerse con las fábricas que no estaban incluidas en el proceso de salida de la suspensión de pagos y de la formación de la nueva compañía, según informó el responsable de la reestructuración de la 'vieja' General Motors, Al Koch, al diario 'The Detroit News'. Koch señaló que hay un creciente interés entre varios fabricantes de automóviles en adquirir las plantas en desuso de la antigua General Motors y afirmó que entre las ofertas recibidas existe una de 25 millones de dólares (17,4 millones de euros) por un terreno de cerca de 900.000 metros cuadrados en Flint (Michigan).