El capital acumulado en activos productivos como la maquinaria y el transporte ha crecido el doble que el de la vivienda en la última expansión económica (1994-2007), lo que demuestra que el modelo va más allá del "ladrillo" y que España cuenta con una importante riqueza para salir de la crisis Así se desprende del informe "El stock y los servicios de capital en España y su distribución territorial" de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), en el que se informa de que en 2007 el capital total de la economía tenía una valor de 4,7 billones de euros, cifra que se ha multiplicado por 7,5 en las últimas cuatro décadas. La vivienda representa la mitad de este capital, aunque, según el estudio, la intensa acumulación en este sector no ha hecho que se resienta el monto en otros sectores con mayor capacidad de generar servicios productivos.