UBS detalló el martes sus objetivos financieros a medio plazo en su intento por regresar a la rentabilidad después de una racha de pérdidas trimestrales.  Sin embargo, el banco con sede en Zurich advirtió a los inversores de que la reestructuración será larga.  UBS dijo que prevé un beneficio bruto anual de 15.000 millones de francos suizos (US$14.850 millones) a medio plazo, lo que UBS sitúa entre tres y cinco años. El banco publicó una pérdida neta en 2008 de 20.890 millones de francos, la mayor de la historia empresarial de Suiza.