El grupo Tubacex, dedicado a la fabricación y venta de tubos de acerco inoxidable sin soldadura, ha sufrido en enero de este año una caída de la entrada de pedidos del 70%, en comparación con el mismo mes de 2008. La empresa, cuya cabecera se encuentra en Llodio (Alava) y que posee una plantilla de 1.909 personas, ha enmarcado este "deterioro" de la cartera de pedidos en la "crisis internacional" actual, según informa en un comunicado interno. Se trata del "cuarto mes consecutivo" en el que la cartera de pedidos de Tubacex ha bajado y en enero de 2009 lo ha hecho en un 70%, en comparación con enero de 2008.