El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha estimado un recurso contencioso administrativo interpuesto por la empresa alimentaria Bimbo contra dos resoluciones dictadas por la Oficina Española de Patentes y Marcas, que admitió el registro de las marcas Bambo y Bumbi. La empresa Bimbo se opuso al registro de dos nuevas marcas, Bambo y Bumbi, también del sector alimentario, al considerar que existía una "similitud gráfica, denominativa y concepción así como una total identidad aplicativa" entre las marcas, además de una "incuestionable afinidad fonética" y también "visual".