El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, señala que la zona euro tiene margen para desarrollar su potencial de crecimiento, que es moderado debido a la rigidez del mercado laboral. Durante el foro económico anual de la Comisión Europea, Trichet afirma que no hay lugar para la complacencia sobre la inflación en la zona euro, añadiendo que la estabilidad de los precios debe asegurarse a medio plazo. En ese sentido, el consejo de política monetaria está 'prestando especial atención a las negociaciones salariales en el área de la zona euro'.