El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, preparó hoy a los mercados financieros para una nueva subida de los tipos de interés en la zona del euro en septiembre. En una rueda de prensa, que el banco europeo anunció por sorpresa tras la reunión por teleconferencia del consejo de gobierno del BCE, Trichet dijo que la entidad mantendrá "una fuerte vigilancia" para asegurar que no se materialicen los riesgos inflacionistas. El presidente del BCE ha utilizado este año y el pasado estas palabras para señalar que la entidad iba a acometer un incremento del precio del dinero un mes después
Trichet, aunque no quiso confirmar estas expectativas indicando que el BCE nunca se compromete por adelantado con futuros movimientos de tipos, sí afirmó que la entidad presta atención a los movimientos en los mercados y expuso que éstos se encuentran "volátiles" en los últimos tiempos. Por otro lado, el presidente del BCE mostró su satisfacción con los últimos datos macroeconómicos de la eurozona y señaló que estos muestran que es posible el crecimiento sostenible a largo plazo. De este modo, según el avance preliminar publicado por la agencia oficial de estadística comunitaria, Eurostat, la inflación se redujo una décima en julio y se situó en el 1,8% interanual, por debajo del 2% del objetivo oficial del BCE. Además, el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro creció un 0,7% en el primer trimestre y un 3,1% en tasa interanual, según los datos publicados por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.