El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, indicó hoy que los expertos de la institución emisora han revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para la zona euro para la que prevén una contracción de entre el 3,2% y el 2,2% en 2009. En la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno de la entidad, que adoptó por consenso un recorte de tipos de medio punto porcentual, hasta situar la tasa en el 1,5%.
Es su nivel más bajo en la historia de la institución y el banquero francés reconoció que existen amplias evidencias de un mayor debilitamiento de la demanda mundial y de la eurozona y un "sustancial" debilitamiento de la economía mundial, incluidos los países emergentes.De este modo, Trichet indicó que los expertos del BCE han revisado a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB en la zona euro para 2009 por el agravamiento de la recesión y ahora esperan una contracción de entre el 3,2% y el 2,2%, mientras que para 2010, cuando se prevé una "recuperación gradual" de la economía, las previsiones sitúan un rango que oscila entre una contracción del 0,7% y un crecimiento del 0,7%.

Asimismo, desde el punto de vista de la inflación, las previsiones de los expertos del BCE prevén un rango de entre el 0,1% y el 0,7% este año y de entre el 0,6% y el 1,4% en 2010.

De este modo, el máximo responsable de política monetaria de la zona euro afirmó que las expectativas de inflación se mantendrán "muy por debajo" del objetivo de estabilidad de precios en 2009 y 2010.

Por otro lado, Trichet anunció que el consejo de gobierno del BCE decidió mantener un tipo fijo de adjudicación, así como el suministro ilimitado de liquidez para todas sus operaciones de refinanciación durante todo el tiempo que sea necesario, incluso más allá de finales de 2009.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dejó hoy la puerta abierta a nuevos recortes de los tipos de interés si la situación lo hace necesario. "No hemos decidido cual será el nivel más bajo. Si se justifica, si los riesgos que acechan la economía se materializan, no se puede excluir que podamos proceder a nuevos recortes", dijo Trichet en la rueda de prensa posterior a la reunión celebrada hoy en Fráncfort por el consejo de gobierno del BCE.

El citado consejo acordó hoy por "consenso", según Trichet, recortar los tipos básicos de interés en la zona del euro en 50 puntos básicos, hasta el 1,5%. Los tipos, como habían vaticinado los mercados financieros, se sitúan con esta rebaja en un nivel desconocido, el más bajo desde la introducción de la moneda única europea en 1999.

El BCE también redujo la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, del 3 al 2,5%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, del 1 al 0,5%. Trichet destacó el alcance de los recortes aplicados hoy por el BCE, especialmente la decisión de situar la facilidad de depósito en el 0,5%. "Es un nivel muy bajo, casi cero", señaló Trichet, quien pese a "mi opinión ya conocida sobre una política de interés cero", reiteró que "no podemos excluir nada".