El producto interior bruto (PIB) de la zona euro sufrió una contracción del 1,5% en el último trimestre de 2008, mientras que en términos interanuales retrocedió un 1,3%, informó la agencia comunitaria, Eurostat, que precisó que la economía del conjunto de la eurozona también se contrajo en la misma proporción. No obstante, en el conjunto del ejercicio 2008 el PIB de la zona euro creció un 0,8%, mientras que la economía de los Veintisiete experimentó un alza del 0,9%, frente al crecimiento del 2,6% y del 2,9% registrado en 2007, respectivamente.
En el cuarto trimestre de 2008, el gasto final de los consumidores disminuyó un 0,9% en la zona euro y un 0,8% en la UE, mientras que las inversiones bajaron un 2,7% en la zona euro y un 2,5% entre los Veintisiete. Asimismo, las exportaciones retrocedieron un 7,3% en la eurozona y un 6,8% en la UE, mientras que las importaciones bajaron un 5,5% tanto en la UE como en el bloque del euro.

De este modo, sólo cuatro países de la UE, Grecia, Chipre, Polonia y Eslovaquia, evitaron que el dato de crecimiento del PIB en el cuarto trimestre de 2008 se colocara en terreno negativo. Por su parte, España sufrió una contracción del 1% en el último trimestre del año respecto a los tres meses anteriores, mientras que en términos interanuales retrocedió un 0,7%.