TPG, anteriormente conocida como Texas Pacific Group, prepara una oferta por la filial de seguros de Royal Bank of Scotland Group valorada en 8.000 millones de libras esterlinas, en una operación que podría suscitar el temor de que las compañías de capital riesgo están teniendo problemas para financiar compras de gran tamaño, según publica The Daily Telegraph. TPG está particularmente interesada en las marcas de seguros de RBS Churchill y Direct Line, según las informaciones, pero estudia una oferta por la totalidad de las operaciones. Según el periódico, de momento no se han mantenido todavía conversaciones formales con RBS.