El nuevo presidente de Toyota Motor, Akio Toyoda, prometió hoy "empezar desde el principio" para que el primer fabricante de vehículos del mundo vuelva a tener beneficios, algo que será como pronto durante el ejercicio fiscal 2011. "Haré todo lo posible para evitar que la compañía eluda registrar tres años consecutivos de pérdidas", dijo Toyoda, de 53 años nieto de uno de los fundadores de Toyota, en su primera rueda de prensa como presidente de la empresa. No obstante, no especificó exactamente cuándo espera que Toyota abandone los números rojos, ni de cuánto sería el beneficio para la compañía.