En momentos de crisis Telefónica ha sido la opción más recurrente en las carteras de los expertos durante los últimos meses. Un valor concebido como refugio en aquellos momentos en que los inversores dudan del potencial del mercado y la empresa de mayor capitalización de la bolsa española. Esta semana la compañía ha premiado a sus accionistas con el pago de 0, 40 euros por acción a modo de dividendo y ha publicado un beneficio que demuestran que está en el camino de conseguir sus objetivos anuales. A pesar de que en las últimas jornadas las matildes se han recuperado con fuerza, lo cierto es que acumulan una caída superior al 14% en lo que va de año. Los expertos coinciden: no es tarde para entrar en la operadora, sobre todo si jugamos la baza de que ha sido la que menos ha rebotado desde sus mínimos.
¿Una recomendación? Telefónica. Ha sido la respuesta más extendida entre los analistas. Y la verdad que su cotización no lo ha reflejado, pues la compañía acumula una caída en bolsa del 14,22% en lo que va de año. Sin embargo, el rebote vivido por la operadora en los últimos días ha provocado que muchos inversores vuelvan a subirse al tren, a pesar de la caída de este viernes y lleven su cotización hasta los 19,06 euros. Para Javier Barrio, responsable de clientes españoles de BPI la compañía es una opción clara “si tenemos en cuenta que ha sido de los grandes pesos del Ibex que menos han rebotado desde mínimos”. Y no duda en asegurar que “es una compañía segura y estable que nos puede dar alegrías en los próximos meses”. Evolución histórica cotización Telefónica