Telecinco cerró el primer semestre del ejercicio con un beneficio neto de 198,9 millones de euros, lo que se traduce en un descenso del 6% respecto al resultado obtenido en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos de la cadena de televisión ascendieron a 563 millones de euros, lo que supone un recorte del 1,6% respecto a los seis primeros meses de 2007, cuando alcanzaron los 571,9 millones de euros. Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 291 millones de euros a cierre de junio, lo que representa un descenso del 1,5% respecto al mismo periodo de 2007.
Además, el grupo tuvo una bajada de un 1,1% en los costes totales hasta 275,8 millones de euros, gracias a la reversión de una provisión específica, relativa a derechos de autor. La audiencia del primer semestre se situó en el 19,1%, 1,3 puntos menos que hace un año.