La renta variable española mantiene sus avances de la apertura y, a media sesión, el Ibex 35 sube un 0,72 por ciento hasta los 11.900 puntos, mientras que los números rojos se apoderan de todas las plazas europeas. El brío alcista que disfrutan Unión Fenosa y Gas Natural, junto al buen tono mostrado por Telefónica y Repsol -ambas tras unos buenos resultados semestrales- hacen que la renta variable se desmarque al alza en el Viejo continente, en un día con el cambio euro/ dólar en las 1,5611 unidades. El precio del crudo se mantiene estable –tras el repunte del a última sesión- de manera que el futuro del crudo ligero estadounidense para entrega en septiembre se paga a 126,06 dólares.
Con ACS y Unión Fenosa como catalizadores, la bolsa española consigue mantener el tono positivo a media sesión pese a que el resto de plazas europeas se han dado la vuelta hacia terreno negativo y a que los datos macro que hemos conocido no son nada halagüeños. Es el caso del desempleo, que ha subido en junio tres décimas, hasta el 10,7 por ciento de la población activa, la subida más fuerte de toda la Unión Europea. Y, cómo no, de la inflación armonizada interanual –que ha alcanzado en julio otro máximo histórico al subir décimas hasta el 5,3 por ciento, la tasa más alta desde enero de 1997-. Pero los inversores españoles miran hacia otro lado y se lanzan a comprar acciones de Unió Fenosa. Su compra impulsa a Unión Fenosa Las acciones de Unión Fenosa se disparan a media sesión un 8,47 por ciento y alcanzan los 17,29 euros, un día después de conocerse que Gas Natural pagará 18,33 euros por cada uno de sus títulos. La gasista catalana, en cambio, se ve penalizada en bolsa con retrocesos del 3,33 por ciento, ante el desembolso que tendrá que realizar para hacerse con esta parte y, posteriormente, para lanzar una OPA por el 100 por cien de la eléctrica gallega. La tercera en discordia, ACS sube un 5,17 por ciento. Y es que la compañía presidida por Florentino Pérez ingresará con la venta de su 45 por ciento en Unión Fenosa 7.600 millones de euros, que, según informó el grupo constructor y de servicios, estaría destinado a incrementar su presencia en Iberdrola. Y esto último anima en bolsa a la mencionada, Iberdrola, cuyos títulos suman un 3,76 por ciento. Pero, al margen de estas compañías, las alzas del selectivo del continuo se ven apoyadas en el buen tono que disfrutan esta sesión pesos pesados como Telefónica o Repsol. Telefónica y Repsol, celebran sus cuentas Las acciones de Telefónica recuperan un moderado 0,12 .por ciento en el día en el que ha reafirmado sus previsiones para todo el ejercicio y ha superado las expectativas con sus resultados trimestrales. Se miraba con lupa a la operadora tras las malas cifras de Vodafone de hace unos días, pero no han decepcionado: ha ganado 3.593 millones de euros, un 6,2 por ciento más. Por lo que toca a Repsol, sus títulos ganan un 1,24 por ciento, tras observar cómo el crudo ha impulsado sus cuentas hasta junio un 24 por ciento. Entre los mejores del día se cuela también Telecinco, pese a anunciar que su beneficio se ha reducido un 6 por ciento de enero a junio por unos menores ingresos por publicidad. La compañía sube un 3,45 por ciento, frente a los avances de Antena 3 del 2,10 por ciento y los retrocesos del 2,45 por ciento de Vocento en el mercado continuo –las dos últimas también han rendido cuentas ante el mercado-. Iberia corrige excesos… Las acciones de la aerolínea Iberia, que habían protagonizado un interesante despegue en bola atrás anunciar que se va a fusionar con BA corrigen terreno. Se dejan un 3,76 por ciento. Junto a la aerolínea y a Gas natural, compañías como Criteria y Sacyr se colocan entre los perores del día, al ceder más de un 2,8 y 2,5 por ciento, respectivamente. Se baja tmbién Abertis, un 1,5 por ciento, después de presentar un aumento de su beneficio del 5,4 por ciento pero de rebajar previsiones para el resto del ejercicio. Con caídas abultadas se mueve FCC (1,84 por ciento), después de que haya recibido dos rebajas en su valoración de Goldman Sachs y Citigroup. Los primeros recortan el precio objetivo a 38 euros por acción, desde los 39 euros anteriores, con una recomendación de neutral. Desde Citigroup revisan su precio para FCC a 34 euros, frente a los 37,5 euros anteriores, con un consejo de vender.