La caída del dólar frente al euro en los seis primeros meses del año, un 13% de media, ha supuesto una reducción de 415 millones de euros en el resultado operativo de la compañía, de los que 200 millones corresponden al área de upstream.El resultado operativo del área de GNL creció el 8,7%, hasta los 50 millones de euros, por la mejora de la gestión de la flota de buques, el aumento de las ventas al sistema gasista y la actividad de generación de electricidad.Por el contrario, el resultado de explotación del área de refino y comercialización (downstream) cayó un 2%, hasta los 1.125 millones de euros afectado por el descenso de los márgenes internacionales y la debilidad del dólar.Las ventas de productos petrolíferos cayeron un 4,6% y redujeron el resultado en 7 millones de euros, mientras que la facturación en petroquímicos bajó un 4%.
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
ParticipadasEn cuanto a sus participadas, el resultado de explotación de su filial argentina YPF aumentó un 3,2% hasta situarse en los 644 millones de euros, gracias a la mejora de los márgenes de comercialización de productos y del precio medio del gas natural.Por otro lado, el resultado operativo de Gas Natural ascendió a 287 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,1%, gracias al incremento del negocio eléctrico por los mayores precios del mercado mayorista.La venta del 14,5% de YPF al Grupo Petersen, formalizada en febrero pasado, ha mejorado la situación financiera del grupo y ha contribuido a situar la deuda neta de la petrolera al cierre del semestre en 3.213 millones de euros, 280 millones menos que al cierre de 2007.En el primer semestre del año, la petrolera invirtió 1.949 millones de euros (630 millones en donwstream, 482 millones de euros en upstream, 145 millones de euros en GNL, 566 millones de euros en YPF, 126 millones en Gas Natural).Entre los hechos más destacables del semestre, Repsol señala el
descubrimiento en junio de un segundo campo de petróleo ubicado en aguas profundas de la Cuenca de Santos en Brasil con un alto potencial de recursos de petróleo de alta calidad, así como el inicio de la producción en el campo I/R en Libia.La petrolera adoptó desde principios de 2008 una nueva estructura organizativa que marcará su estrategia e inversión en el futuro y divide sus actividades en tres negocios integrados (upstream, donwstream y GNL) y dos participaciones estratégicas (Gas Natural e YPF).