La facturación del grupo también descendió en 2007
, de los 56 millones de euros en 2006 hasta los 51 millones, un 8,9% menos.Además de la facturación total del grupo, Tecnocasa informó de que su red de franquicias en España logró una facturación en concepto de intermediación inmobiliaria de 215,56 millones de euros, un 30,9% menos respecto a los 310,11 millones del ejercicio 2006.Las franquicias de Tecnocasa vendieron en 2007 16.760 viviendas en España por un valor total de 3.018 millones de euros frente a las más de 23.000 vendidas durante el año anterior, que ascendieron a 4.369,70 millones.Según informó la empresa, el descenso de las ventas de inmuebles durante el pasado año tuvo como resultado un plan de reestructuración que llevó al cierre de 387 agencias de intermediación de Tecnocasa, que pasaron de 1.052 a 665 en toda España.En cada agencia de intermediación trabajan de dos a tres personas, sin embargo, el presidente del grupo Tecnocasa en España, Angelo Ciacci, no se aventuró a dar la cifra exacta de pérdidas de empleos, ya que, en su opinión, "algunas agencias sólo dejan de usar la marca Tecnocasa y siguen funcionando de forma independiente".Además, Angelo Ciacci admitió en que el grupo se encuentra "en un bache", pero confía en que lograrán superarlo y aseguró que lo harán apostando por el personal y por su formación, con una política de "mantenimiento" de plantilla en la medida de lo posible.Según datos de Tecnocasa, el importe medio de los pisos que vendió el grupo durante 2007 se situó en 180.116 euros, 3.258 euros menos que en 2006 y el plazo para la venta de los inmuebles fue de una media de 112 días.Angelo Ciacci explicó que Tecnocasa estima que los precios de la vivienda de segunda mano se estabilicen, y aseguró que su estrategia para este año será "consolidar y reforzar el grupo para seguir siendo una plataforma fuerte" pero que no prevén crecimiento durante 2008."Nos espera un 2008 bastante duro, pero no más que 2007", asumió Ciacci, y explicó que su objetivo a medio plazo, entre cinco y siete años, es contar con 2.000 puntos de venta en toda España para lo que que la estrategia de Tecnocasa será un crecimiento "sólido pero lento".Además de la marca de intermediación inmobiliaria, origen del grupo, en los últimos años Tecnocasa ha apostado por diversificar sus actividades creando filiales de servicios financieros, promoción inmobiliaria o correduría de seguros, entre otros