La división de aguas y residuos de Suez, Suez Environment, mantendrá su participación en Aguas de Barcelona cuando sea escindida del grupo como parte de su plan de fusión con Gaz de France, dijo el lunes el consejero delegado de Suez. Suez mantendrá un 35 por ciento de sus activos medioambientales, entre los que se incluye la participación en Agbar.
La francesa planea establecer un pacto de accionistas con un grupo de sus propios accionistas principales que representen otro 12 ó 13 por ciento de la nueva compañía, confirmó Gerard Mestrallet, consejero delegado de Suez, en una conferencia con analistas. Los detalles todavía tienen que ser negociados. Una fuente cercana a las negociaciones dijo el domingo que el pacto de accionistas incluiría al banco Credit Agricole y las entidades estatales CDC y Areva. Tanto Mestrallet como el consejero delegado de GDF, Jean-Francois Cirelli, defendieron el papel del Estado en la nueva compañía, en la que ostentará una participación del 35 por ciento. "No hay Estado que no tenga interés en su política energética (...) Eso no significa que el Estado se vaya a comportar como un accionista, de una forma irracional", dijo Cirelli.