La Bolsa de Nueva York cerró el jueves en leve alza, ante la cautela de los inversores por la publicación el viernes del informe sobre empleo en Estados Unidos. El índice Dow Jones subió 0,04% hasta los 13.974 puntos y el Nasdaq 0,15%. Saldrá esta jornada desde los 2.733 puntos. Los datos publicados de órdenes industriales y las solicitudes semanales de desempleo no afectaron mucho a la negociación.
El índice ampliado Standard and Poor's 500, subió por su parte 0,21% (+3,25 puntos) a 1.542,84 puntos. Durante casi toda la sesión, Wall Street evolucionó cerca del equilibrio. 'Los dos indicadores económicos publicados no tuvieron gran impacto sobre los intercambios', según Al Goldman, analista de AG Edwards. Las órdenes de compra industriales en Estados Unidos bajaron 3,3% en agosto en relación a julio, más que lo esperado. Por otra parte, las solicitudes semanales de beneficios por desempleo subieron en 16.000 a 317.000 en la semana finalizada el 29 de setiembre, superando las previsiones. Pero este índice, que es muy volátil, se publica un día antes que el informe sobre empleo de setiembre, que dirá más a los inversores sobre el estado del mercado laboral. En agosto, la economía estadounidense había perdido empleos por primera vez desde 2003, factor que hizo surgir el temor a una recesión económica. Para setiembre, los analistas esperan un neta mejoría, con la creación de 100.000 empleos. 'Ese informe será todavía más estudiado que de costumbre porque puede ser un factor decisivo para que la Reserva Federal (Fed) vaya en un sentido o otro' en relación a las tasas de interés, agrega Hogan. El mercado obligatorio subió, lo que se tradujo en un descenso de las tasas. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,523% contra 4,543% en la noche del miércoles y el de los títulos a 30 años a 4,767% contra 4,787%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.