Standards & Poor's (S&P) ha rebajado el 'rating' crediticio de la deuda a corto y a largo plazo del grupo francés de distribución Carrefour, al entender que el programa de recompra de acciones anunciado por la compañía podría limitar su capacidad de generar 'cash flow', informó hoy la agencia de calificación. En concreto, la deuda a largo plazo pasa de 'A' a 'A-', de modo que se mantiene en grado de calidad buena, en tanto que, el endeudamiento a corto plazo queda establecido en 'A-2', frente a la calificación anterior de 'A-1', con lo que pasa de calidad superior a buena.