Standard & Poor´s ha vuelto a aparecer en escena para analizar la situación tanto de Bankia como de su único accionista, Banco Financiero y de Ahorros, ambas con perspectiva 'estable'.


La agencia de calificación ha adjudicado un rating de 'A-' a Bankia y ha recortado la nota de Banco Financiero y de Ahorros (BFA) en tres escalones, hasta 'BBB-', a la luz de la reorganización legal del grupo. Las calificaciones tanto de Bankia como de BFA tienen perspectiva "estable".

La agencia de calificación indica que Bankia se configura como la entidad operativa principal del nuevo grupo, mientras que su accionista está participado por las siete cajas de ahorros lideradas por Caja Madrid y Bancaja.

La calificación de Bankia pone de manifiesto su importancia sistémica dentro del sistema financiero español y la posibilidad de que en caso de necesidad recibiera respaldo público extraordinario, afirman desde Standard & Poor´s.