Standard & Poor's (S&P) confirmó hoy las calificaciones que confiere a la deuda emitida por Chile, las más altas de la región, gracias a sus políticas macroeconómicas "transparentes, prudentes y mantenidas en el tiempo". "Chile siempre ha gozado de una posición privilegiada, entre otros factores, por su prudencia y unidad a la hora de crear en época de vacas gordas un colchón muy útil para cuando llegan las vacas flacas", explicó hoy a Efe el analista Joydeep Mukherji. Las clasificaciones de Chile, que lideran las de cualquier otro país de Latinoamérica, "están respaldadas por su disciplinado manejo fiscal, que ayudan a ganar estabilidad y previsibilidad económica", añadió el analista de esa agencia. Por ese motivo S&P ha decidido mantener en A+/A-1 la valoración que da a la deuda soberana en moneda extranjera y en AA/A-1+ para la de moneda local, al tiempo que anticipa que estos niveles tenderán a mantenerse estables.