El gigante japonés de la electrónica Sony perdió 37.100 millones de yenes (277 millones de euros) entre abril y junio, primer trimestre del año fiscal nipón en el que espera pérdidas netas y operativas como en el anterior ejercicio. En el mismo trimestre de 2008, el grupo Sony había registrado sin embargo un beneficio neto de 35.000 millones de yenes (261 millones de euros), pero este año le han afectado muy negativamente la crisis global y la apreciación del yen.