El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, dijo hoy que prevé una "reducción muy sustancial" del número de viviendas iniciadas en 2008, respecto a las que se construían hace dos años. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Solbes aseguró que en 2008 la construcción de viviendas alcanzará "una velocidad de crucero normal" y que en 2009 mantendrá un ritmo de crecimiento similar a este año.
Según los datos de los promotores, en 2008 se iniciará la construcción de unas 400.000 viviendas, frente a la media de 700.000 anuales que se llevaron a cabo en los dos últimos años. La última estadística del Ministerio de Vivienda reveló una caída del 19% del número de viviendas iniciadas en 2007, hasta los 615.976 inmuebles.