Las acciones de la compañía de energía solar, propiedad de la familia Díaz Tejeiro, se revalorizan en su segundo día en el parqué un 4,37 por ciento, para situarse a 12,42 euros, frente a los 9,5 euros de la colocación. En su estreno bursátil se diaparó un 25 por ciento. En cambio, su compañera de sector, Fersa, se deja un 1,38 por ciento hasta los 7,16 euros.