Audiovisual Sport (AVS), filial de Sogecable al 80 por ciento, ha ampliado la demanda interpuesta contra Mediapro y ahora le exige 200 millones de euros más, después de que La Sexta retransmitiera tres partidos en abierto este fin de semana, cuyos derechos, según AVS, no le pertenecían.
AVS hace un llamamiento a los clubes de fútbol, a los operadores de televisión, de manera particular a los de naturaleza pública...así como a la Administración competente para que reparen en que un modelo de explotación ordenado y eficiente está siendo vulnerado e intenta ser destruido por Mediapro y La Sexta. Mediapro es accionista de referencia de La Sexta, con un 14%. La semana pasada, AVS cortó la señal televisiva de la Liga española de fútbol a Mediapro, afirmando que no se restablecería la señal hasta que la productora catalana le pague una deuda de 58 millones de euros. La Sexta optó por emitir los partidos el fin de semana, en cualquier caso. En un comunicado publicado el martes pasado, Audiovisual explicó que Mediapro aún no le ha pagado 58 millones por los derechos de la temporada 2006/07, cuyo total ascendía a 150 millones de euros en función de un acuerdo alcanzado el 24 de julio de 2006. AVS se remite al acuerdo según el cual Mediapro se integraba en Audiovisual con una participación del 25% y del que Mediapro afirma que no tiene ninguna validez. En virtud de dicho acuerdo Sogecable reducía su participación en AVS del 80 al 75%. El contrato establecía la comercialización de los derechos de fútbol tanto en abierto como mediante televisión de pago.