El Ibex cae en el año cerca de un 2%. El FTSE MIB italiano un 0,4%. La tensión vivida entre el 7 de mayo, cuando el bloqueo político parecía que iba a llevar al país transalpino a unas nuevas elecciones, y el 30 de mayo cuando se conoció que el euroescéptico Paolo Savona no ocuparía el ministerio de Economía le ha costado a la bolsa italiana una caída del 12%.

En el selectivo español la caída no ha sido tan exagerada y los retrocesos se dieron desde el 14 de mayo hasta el 31 de mayo cuando se debatía en el Congreso de los Diputados la moción de censura presentada por el PSOE contra el presidente Mariano Rajoy. En ese tiempo el índice de referencia del parqué nacional se dejó un 7,35%, y especialmente gravoso fue para la banca que perdió más de 15.000 millones de euros en apenas quince días.

Sin embargo, parece que las aguas han vuelto a su cauce y en lo que va de semana el Ibex 35 se revaloriza un 2% y pone fin a las correcciones. La prensa internacional ha calificado ya al Gobierno de Pedro Sánchez como europeísta y feminista y ha visto con buenos ojos la elección de la economista Nadia Calviño como ministra de Economía. La gallega tiene ‘plácet’ en Bruselas, tiene un talante reformista y socioliberal y viene de ser directora general de Presupuestos de la Comisión Europea.

Gráfico de la cotización de Siemens Gamesa en los últimos doce meses.

“En España hemos tenido el efecto ‘compra el rumor y vende la noticia’; es decir, cuando se estaba celebrando la moción de censura la tensión era máxima y con la llegada del nuevo presidente la situación se ha relajado. La cuestión es que la capacidad del nuevo Gobierno va a ser muy reducida, pero la economía está mejor que en Italia. Creo que esto finalmente desembocará en la convocatoria de nuevas elecciones antes de que termine el período de sesiones”, apunta Pablo Gil, estratega de mercados y director de método trading de XTB.

Tanto Moody’s como S&P no esperan que el nuevo cambio de Gobierno afecte al rating de España, “dada la limitada capacidad del nuevo Gobierno para emprender iniciativas políticas de importancia o revertir las anteriores reformas", según la vicepresidenta senior de Moody's, Kathrin Muehlbronner.

Ocho valores aguantan el tipo en el Ibex

Desde el 14 de mayo hasta este jueves el índice español cae un 3,7%. Sin embargo, hay hasta ocho valores del Ibex que han resistido a las tensiones políticas y consiguen rentabilidades superiores al 1% en ese tiempo. Un 2,37% escala Siemens Gamesa, Colonial un 1,85%, Viscofan un 1,7% y ACS y Repsol cerca de un 1,5%, además de DIA, Aena y ArcelorMittal.

En el caso del mercado continuo hay más alegrías. Las acciones de la compañía de ingeniería asturiana Duro Felguera consiguen una rentabilidad del 9,7%, Reig Jofre, Adolfo Domínguez y Gam repuntan un 5% y Abengoa un 3,5%.

La cotización de Duro Felguera está poco condicionada a la situación macroeconómica del país y tiene más relación con el momento por el que atraviesa la compañía.

 

Sede de Duro Felguera.

 

Las acciones de Duro Felguera se dispararon alrededor de un 27% este lunes en el mercado continuo. La asturiana confirmó a través de un comunicado que el inversor mexicano Mauricio Treviño, a través de la mercantil Petroza Limited, tiene una opción de compra sobre el 24,3% del capital de la compañía, lo que le situaría como el mayor accionista del grupo.

La participación del 24,3% corresponde a Inversiones Somio, controlada por la familia Álvarez Arrojo, que son los fundadores de la empresa. El precio fijado para la compraventa de las acciones es de 0,33 euros, lo que supone un desembolso total por parte de Petroza Limited de 12,7 millones de euros. “Es un respaldo esencial para la entidad, pero no descartamos más movimientos”, comenta Victoria Torre, responsable de análisis de Self Bank.

Adolfo Domínguez, por su parte, vive su tercer ‘rally’ desde 2013, con un alza en 2018 del 40% y una revalorización en los últimos doce meses del 77,7%. Es uno de los valores más ‘calientes’ en el mercado continuo y el volumen de negociación se sitúa en lo que va de año en los 1,46 millones de acciones con un efectivo negociado de 9,4 millones de euro. Estas cifras contrastan con los números de 2016, por ejemplo, cuando su volumen de todo el ejercicio llegó a las 1,8 millones de acciones y negoció 6,5 millones de euros.