Shell Petroleum Development Co., filial de Royal Dutch Shell Group, ha declarado fuerza mayor sobre sus envíos de crudo nigeriano Forcados para lo que queda de junio y julio. La decisión se ha tomado después de que su principal oleoducto se viera dañado, informó un portavoz. "Estamos investigando el incidente y tomando las medidas necesarias para reparar el daño y reanudar la producción", indicó Precious Okolobo.