El secretario general de la OPEP, el libio Abdalá El Badri, expresó hoy en Viena su esperanza en que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no vea a la organización petrolera "como un enemigo". "Estamos muy animados por la actitud que trajo el presidente Obama al mundo", dijo El Badri a un grupo de periodistas en la sede vienesa de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), donde ayer el grupo acordó cumplir estrictamente con el recorte de su producción de crudo vigente. "Estoy seguro de que (Obama) no sólo encuentra apoyo en los ciudadanos estadounidenses, sino en todo el mundo, porque ven una nueva esperanza, un nuevo Estados Unidos. Espero que cumpla su palabra", añadió en declaraciones a un grupo de periodistas en la sede vienesa de la organización.