El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián ha pronosticado hoy que la tasa de inflación se reducirá hasta el "entorno del 4%" a final de año si el precio del crudo no sube o, continúa cayendo y que en 2009 se situará en el 3% "e incluso por debajo" de este umbral. "Si el precio del petróleo no sube o si sigue cayendo no podemos descartar que (la tasa de inflación) esté en torno al cuatro% a final de año y en el 3% e incluso por debajo en 2009", ha dicho Sebastián en los pasillos del Congreso. Ha explicado que la adopción de varias medidas urgentes adicionales al Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, presentadas hoy ante la Comisión de Industria del Parlamento, contribuirá a reducir la tasa de inflación, que actualmente es del 5%, por la reducción de importaciones de petróleo que implicará. No obstante, el titular de Industria ha destacado que la evolución del IPC dependerá "fundamentalmente" de los precios del crudo.
Sebastián ha hecho estas declaraciones después de que ayer el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, augurase que la tasa de inflación todavía podría registrar algún repunte en julio y agosto para comenzar a moderarse en septiembre. No obstante, al igual que Sebastián, Solbes indicó que si el precio del petróleo se estabiliza o mantiene la caída iniciada hace dos semanas, cuando el barril de Brent registró un máximo histórico de 147,5 dólares, "posiblemente se podría ver una sorpresa antes" de septiembre.