Los precios al consumo aumentaron en España un 5% en los últimos doce meses frente al incremento del 4,4% en el conjunto de países de la ODCE, ha informado hoy dicha organización. Sin tener en cuenta los precios de la alimentación y la energía, la inflación subyacente en España en los últimos doce meses fue del 2,3%, ligeramente superior al conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que se situó en el 2,2%. El aumento del precio de la energía en ese período en España fue del 19,2%, frente al 19,3% del resto de los 30 países miembros, mientras que los precios de la alimentación españoles crecieron un 7,2% en el mismo período frente al aumento del 6,5% del resto de países de la OCDE.
La inflación interanual en el conjunto de países del G-7 (Estados Unidos, Canadá, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Japón) fue del 4,1% mientras que en la zona euro la variación armonizada de los precios al consumo fue del 4% frente al 3,7% del mes de mayo. Los países de la OCDE que registraron un mayor aumento de los precios al consumo fueron Islandia (12,8%), Turquía (10,6%), República Checa (6,7%) y Hungría (6,7%) mientras que los que mantuvieron sus precios más estables fueron Japón (2%), Holanda (2,6%) y Suiza (2,9%). Por su parte, Estados Unidos vio subir los precios un 5% en los últimos 12 meses, Francia un 3,6%, Alemania un 3,3%.