Las grandes compañías farmacéuticas serán investigadas de cerca por las autoridades antimonopolio a la hora de alcanzar acuerdos con menores fabricantes de genéricos, anunció el miércoles la Comisión Europea.  Los retrasos en la entrada de los medicamentos genéricos en el mercado y el descenso del número de medicinas originales que llegan al mercado son dos de los mayores problemas que sufre el sector farmacéutico europeo. Las prácticas de algunas compañías, que firman acuerdos sobre patentes para impedir que los medicamentos genéricos entren en el mercado incluso después de que la patente haya vencido, y los innecesarios litigios de patentes son parcialmente responsables del incremento de los precios de los medicamentos, dijo la comisión.