El banco español Santander aspira a aumentar su presencia en Italia tras la adquisición de la entidad italiana Antonveneta, mediante la compra de holandés ABN Amro, según publica el diario "Il Sole 24 Ore". Bajo el título "El plan Italia de Botín", el diario económico explica que después de los intentos fallidos de compra del banco Sanpaolo y de aumentar su participación en Capitalia, el presidente de la entidad española prepara su contraataque. Entre sus objetivos, según el rotativo, estaría "un importante aumento" en el capital de Mediobanca, del que controla el 1,3% y que estaría facilitado por la amistad que le une a Cesare Geronzi, presidente del Consejo de supervisión del banco italiano. Las acciones del Santander suben un 0,15 por ciento a las 11:27 horas, hasta los 13,72 euros.