El Banco Santander acudirá a la ampliación de capital de 1.000 millones de dólares de la entidad estadounidense Sovereign, en la que el banco español posee una participación del 24,99%, con una aportación de casi 250 millones de dólares (165 millones de euros). Así lo confirmaron a Efe fuentes de la entidad, que explicaron que suscribirán "la parte necesaria para no diluirse", es decir, para no perder su porcentaje de participación en el Sovereign, por lo que aportará a la ampliación casi 250 millones de dólares (165 millones de euros). El Sovereign, que anunció hoy en un comunicado que su oferta pública de acciones comunes tendrá un valor de 1.000 millones de dólares, explicó además que el pasado 9 de mayo alcanzó un acuerdo con el Santander por el que la entidad española prescindía de ciertos derechos de un pacto de 2005.
Según el nuevo acuerdo, si el Santander no participara en la oferta pública y su porcentaje accionarial "se diluyera", el banco español mantendría su derecho de designar al mismo número de directivos que los que puede nombrar ahora hasta la junta de accionistas de 2009. En cualquier caso, Sovereign destaca que el Santander le ha mostrado ya su "interés" en participar en la oferta y, de hecho, la entidad española lo ha confirmado tras el comunicado del banco estadounidense. La semana pasada, la prensa económica europea ya se refirió a que estaba próxima esa ampliación de capital por parte de la segunda entidad de ahorro y crédito de Estados Unidos, así como al papel predominante que en ella tendría el Santander. Sin embargo, en la junta general de accionistas del Sovereign, celebrada el 8 de mayo, el presidente de la entidad, Michael Ehlerman, afirmó que el banco español no quiere "en este momento" ni incrementar ni reducir su participación. Sovereign explicó hoy que Lehman Brothers será el encargado de gestionar la ampliación de capital y agregó que ese banco de inversión tendrá una opción de comprar de hasta 150 millones de dólares en acciones adicionales de la compañía para cubrir cualquier sobreasignación. La segunda mayor entidad de ahorro y préstamos de Estados Unidos añadió que el capital obtenido de la ampliación lo destinará a propósitos corporativos generales.