El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha anunciado que, en base a los "buenos resultados" correspondientes al ejercicio 2011, la compañía "mantendrá el dividendo en los 0,326 euros por acción", el mismo exactamente que el año pasado. 
 
Durante la rueda de prensa de presentación de los resultados de la compañía, Ignacio Sánchez Galán ha dado a conocer que Iberdrola cerró el año 2011 con un beneficio neto de 2.805 millones de euros. El EBITDA alcanza los 7.650 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,6% respecto al año anterior. 

Para hacer frente a la "complicada situación", en palabras de Sánchez Galán, a las que la compañía debe hacer frente  se han reducido los gastos financieros en un 16% y el apalancamiento hasta un 44%. 

Respecto al fantasma que persigue en los últimos tiempos a la Unión Europea, las agencias de calificación, el presidente de Iberdrola ha recordado que éstas han ratificado el ráting de la compañía en 'A' aumentando la perspectiva de negativa a estable. 

Los resultados anuales se han visto afectados en gran medida por "el escenario de precios bajos en Estados Unidos y al impacto negativo respecto al cambio de dólares y libras con el euro". Además, "el negocio liberalizado", aquel relacionado con la comercialización, "ha tenido un margen bruto plano y ha sido afectado por márgenes menores en Reino Unido". 

Por otro lado, "la primera actividad que más contribuye es la actividad regulada." En España se ha incrementado la cifra de tributos hasta los 518 millones de euros y dentro de ellos, la principal es la tasa de producción –se empezó a pagar a partir del año 2006- y que representa un 25% de la facturación nuclear dentro del grupo." Sánchez Galán destaca que, además, "en México, el efecto de la venta de Guatemala ha bajado la contribución de este negocio".

Iberdrola conserva 9.300 millones de euros en liquidez y aumenta el vencimiento medio de su deuda hasta los 6,3 años. "Han sido cubiertos los vencimientos esperados para el año 2012", asegura el presidente. 


Dividendo: 0,326 euros
"Si las condiciones del entorno se mantienen", dice Sánchez Galán, el dividendo se mantendrá como el correspondiente al año 2011.  Por tanto, el presidente de Iberdrola llevará ante el Consejo de Administración la propuesta de "0,326 euros por acción tal y como tuvimos el año pasado. Ya se han entregado 0,146 euros en enero y un 0,15 euros para acogerse quien quiera al programa dividendo flexible de los últimos años."