El órdago está echado por parte del Gobierno y las eléctricas responden. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, asegura que “los españoles nos ahorramos 1.200 millones de euros anualmente respecto de la media de nuestros colegas europeos por la misma energía. Por tanto, queda claro que las centrales de energía no son los generadores del déficit”. Señala directamente al derroche de las renovables y pide al Ejecutivo de Mariano Rajoy que pare máquinas y no construya más plantas renovables, aunque hayan sido incluso ya comprometidas. 
 
Durante la rueda de prensa para la presentación de los resultados empresariales, el presidente de Iberdrola asegura que “la factura eléctrica española incluye una serie de costes ajenos al suministros. Prácticamente la mitad de la factura que pagamos nada tiene que ver con la energía que consumimos ni con las redes que la transportan”. Es la respuesta a la propuesta lanzada desde el Gobierno respecto a asumir parte de la quita del déficit del sector energético que asciende a 24.000 millones de euros.

Según datos elaborados por Iberdrola, el precio de la energía en España es un 10% inferior a la media de los principales países euros, situándose en 42,9 euros. “Los españoles nos ahorramos 1.200 millones de euros anualmente respecto de la media de nuestros colegas europeos por la misma energía. Por tanto, creo que queda claro que las centrales de energía no son los generadores del déficit”, dice Sánchez Galán.

Respecto a la energía renovable, el presidente de Iberdrola asegura que la retribución que realiza el ámbito público en España “es muy superior a la media europea. No solamente porque en España el coste que supone por megavatio/hora es superior, sino que, además, sigue creciendo de cara al futuro porque estamos metiendo cada vez tecnologías más costosas”, dado que, en su opinión, las tecnologías solares han sido el factor fundamental del déficit. “Las energías solares suponen aproximadamente el coste de producción del sistema y apenas aportan el 4% de la energía”, afirma Sánchez Galán y se pregunta “¿por qué debe el consumidor pagar hasta cinco veces más por el mismo producto? La energía es energía.”

El máximo responsable de Iberdrola confía, no obstante, en el actual gobierno puesto que debería actuar “con sentido común” y no cargar a las eléctricas con el déficit existente. “Creo que este gobierno lo ha dicho en todos los idiomas, en todos los lugares, que quiere gobernar con sentido común. No creo que eso vaya a ir por ese lado de ninguna de las maneras (quita de la déficit energético)”.

España, por cierto, ha alcanzado ya el objetivo fijado con la Unión Europea en terreno de energía renovable lo que permite adoptar una moratoria a este tipo de tecnologías, aseguran desde la eléctrica. 

Primas a renovables = capitalización de las tres eléctricas unidas
Ecuación simple la que ha planteado Ignacio Sánchez Galán respecto al dinero que se destina a subvencionar e impulsar las denominadas energías verdes. “Por dar una cifra, el valor presente, descontando las primas que tendríamos si no se cambia el sistema en los próximos años de esas primas, es mayor que la capitalización de todas las empresas eléctricas en España juntas. No parece lógico que un tema de unas empresas que tienen millones de clientes, su valor en bolsa sea inferior que las primas comprometidas. Algo se ha hecho mal y algo habrá que corregir.”

Por tanto, el presidente de Iberdrola pide “detener ya la construcción de todas aquellas energías que nos van a encarecer el sistema y evitar con ello la burbuja que se hizo con la (energía) fotovoltaica en 2008.”

“Estamos financiando 24.000 millones como si fueran cajas de ahorros o bancos y que, además, esa financiación nos ha costado 1.000 millones de euros. Son medidas de tipo social, que estoy de acuerdo que se den, pero no las eléctricas, sino vía impuestos”, asegura Sánchez Galán que ha insistido una decena de veces en su papel de responsables de energía y no como cabezas visibles del sector financiero. “Su financiación debería ser compartida por todas las empresas y no tan sólo por las mismas, tres en concreto (Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa), que hasta ahora hemos estado actuando de bancos y no está en nuestra razón social la de ser banqueros.”