La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, marcó diferencias hoy entre la economía española y la griega ya que, según dijo, no había "ninguna similitud" porque España "no ha engañado nunca con las estadísticas". Salgado se refirió así en rueda de prensa desde Washington, donde participó en la reunión sobre el plan de rescate de Grecia, y después de que se le preguntara por el posible contagio de la situación del país heleno a economías como la española, la irlandesa o la portuguesa.