Una semana es lo que ha necesitado Sacyr Vallehermoso para garantizar la suscripción de su ampliación de capital. Pero la constructora no las tiene todas consigo. Sus compromisos financieros seguirán siendo uno de los lastres para entrar en el valor.

La compañía que preside Luís Del Rivero anunció ampliar capital por 400 millones de euros. Y motivos no le faltaban. Sacyr Vallehermoso es la compañía del Ibex35 con mayor nivel de endeudamiento financiero. En 2011, su deuda neta será 21,89 veces superior a su beneficio operativo previsto, una amplia diferencia si se compara con el resto de compañías del índice.

Menos de una semana desde el anuncio de la ampliación ha sido suficiente para que Sacyr pudiera garantizar la suscripción en su totalidad. Y es que la compañía ha recibido compromisos de suscripción por parte de nuevos socios por importe de 70 millones de euros. Así, estos nuevos socios podrían suscribir acciones de Sacyr por un importe total de 168 millones de euros, que sumados a los 232 millones garantizan la suscripción del 100% de la ampliación.

¿Qué opinan los expertos? ¿Es buena opción acudir a esta ampliación de capital?

Los analistas consultados por Estrategias de Inversión dan más fuerza al no. "Da miedo pensar en invertir en la volatilidad que aportan las acciones de Sacyr", afirma Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners. Esta experta reconoce que "acudir a esta ampliación significa diluir nuestra participación de la tarta pero es hacerlo con una acción que no puede tener mayor potencial por sus fundamentos de negocio pese a que con tanta volatilidad si puede darnos un margen para hacer Trading”. No obstante, -continúa-“no acudiríamos a la ampliación de Sacyr porque no recomendamos tener posiciones en el sector constructor o inmobiliario español y menos en una compañía que tiene un endeudamiento tan grade en una compañía cotizada como Repsol YPF”.

Los expertos consideran que el efecto de la ampliación de capital no será muy llamativo ya que apenas va a repercutir en la deuda neta de Sacyr estimada para 2011 que se prevé que sea de 11.477 millones de euros en el que se incluye a las participadas.

Soledad Pellón, analista de IG Markets, destaca dos posibles escenarios en la constructora. Y es que "Sacyr ha recortado tanto que ya casi caben dos posibilidades: o que la empresa quiebre -aunque poco a poco se van desmontando esta teoría-o que realmente salga adelante con el paso de los meses". Sin embargo, hoy por hoy, es un valor que aporta muchísimo riesgo y, a pesar de que la ampliación se haya acogido bien, si siguen subiendo los precios de la acción habría que replantearse la entrada pues saldría bastante más caro".