El presidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, dijo hoy que la compañía espera reducir su endeudamiento un 24% en 2009, hasta los 11.000 millones de euros, lo que supondrá casi la mitad de la deuda máxima alcanzada por el grupo al cierre del primer trimestre de 2008 (20.215 millones). En una rueda de prensa previa a la junta de accionistas del grupo, Del Rivero explicó que Sacyr ha ido reduciendo su deuda gracias a la venta de su participación en la constructora francesa Eiffage y de su filial concesionaria Itínere, así como por las desinversiones en suelo y activos inmobiliarios realizadas entre 2008 y 2009. Al cierre del primer trimestre, la deuda financiera neta del grupo ascendía a 13.443 millones de euros, de los que la mayor parte (5.093 millones) se corresponde con la deuda asociada a la compra del 20 por ciento de Repsol YPF, una participación que no está en venta, según afirmó hoy Del Rivero.