La constructora Sacyr pagó ayer cinco millones de euros como consignación judicial para que el juez galo Jacques Gazeaux levantara el bloqueo de la participación del 33,2% que tiene en la francesa Eiffage, informaron hoy a Efe fuentes cercanas al proceso. El magistrado francés levantó ayer el bloqueo de la participación, decretado el pasado 4 de abril, después de la declaración "voluntaria" del presidente de Sacyr, Luis del Rivero, a quien no le impuso ninguna consignación judicial personal.
Gazeaux imputó ayer a Sacyr y a su presidente por la "difusión de informaciones falsas y engañosas" y por no haber declarado "la superación del umbral" de participación de capital a partir del cual, según la normativa francesa, un accionista tiene que lanzar una opa. Las mismas fuentes agregaron que la imputación supone que el magistrado abrirá un proceso de investigación a Sacyr a su presidente, tras las acusaciones vertidas por Eiffage después de la asamblea general de la constructora francesa en abril de 2007. Fuentes judiciales aseguraron que la difusión de informaciones falsas y engañosas es punible con hasta dos años de prisión y una multa de 1,5 millones de euros, mientras que la falta de declaración del umbral que obliga a lanzar una opa se castiga sólo con una multa. Precisaron además que el juez no imputó ayer a otras personas o entidades y que no impuso control judicial al presidente de Sacyr. La compañía que preside Luis del Rivero rechazó hacer comentario alguno al respecto.