Sacyr Vallehermoso ha aportado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) información ampliada y adicional a la de su auditoría de cuentas correspondiente al ejercicio 2006 sobre distintos puntos, entre ellos su endeudamiento. Así, a cierre de 2006 Sacyr Vallehermoso contaba con una deuda financiera neta de 18.357 millones de euros, importe que duplicaba el de un año antes. A este respecto, la compañía de construcción y servicios explica que la deuda está asociada a sus distintas áreas de negocio y a la financiación de diferentes inversiones "estratégicas". Entre éstas últimas destaca la toma del 20,01 por ciento de Repsol YPF, la del 50 por ciento de Europistas, y los aumentos de su participación en la francesa Eiffage y en su filial de autopistas Itinere.