El director general de Saab, Jan Ake Jonsson, aseguró hoy que el fabricante de automóviles será capaz de aumentar su producción para responder al aumento de la demanda si finalmente obtiene el crédito puente que ha pedido al Gobierno sueco. Además, Jonsson defendió la liquidez de la empresa. En el marco de una conferencia celebrada en la isla de Gotland, Jonsson precisó que Saab, en suspensión de pagos y adquirida por el fabricante de 'súper-deportivos' Koenigsegg, dispone de liquidez suficiente para hacer frente a sus operaciones durante el período que le ha concedido un juez para que implemente su reestructuración. "Estamos negociando créditos puente", añadió el director general de la firma sueca, quien explicó que con este tipo de financiación la firma sería capaz de elevar su producción, ya que la demanda ha aumentado, lo que podría permitir además reincorporar a trabajadores despedidos.