La dirección del fabricante de coches sueco Saab Automobile acordó hoy con los sindicatos reducir en un 7% hasta 701 empleados el número de despedidos en su fábrica de Trolhättan, en el suroeste de Suecia. Saab Automobile había anunciado hace un mes el despido de 750 trabajadores por el descenso de la demanda provocado por la crisis financiera internacional, pero finalmente accedió a reducir esa cifra tras varias negociaciones con los sindicatos. Del total de despedidos, 696 son operarios y 55 personal de oficina.